fisioterapia para moteros
  FISIOTERAPIA PARA MOTEROS
Cualquiera que haya viajado en moto o que circule con una de ellas, ha sentido por lo menos alguna vez en su vida dolores que se pueden vincular con la conducción de estos vehículos. No importa si eres propietario de una súper máquina o si se trata de modestas motos de segunda mano o baja cilindrada, conducir uno de estos aparatos puede causar lesiones y dolores si no se hace de manera correcta. Veamos los mas comunes de identificar y cómo prevenirlos.

Dolores cervicales:

El casco, la presión del viento, la tensión y apretar los dientes producen dolores que aparecen y desaparece en la base del cuello que impiden moverlo de un lado al otro; esto puede ser mejorado con unos simples ejercicios de estiramiento y con calor o cremas de calor que tengan ibuprofeno ya que aumentan el flujo de la sangre en la zona y dilata y mejora el músculo.Considera que si el dolor se mejora con aumento de flujo de sangre eso quiere decir que has estado muy rígido conduciendo, basta con mover con precaución la cabeza con el casco puesto mientras ruedas para evitar esta dolencia.

Cuando te detengas haz de vez en cuando y en parado estas extensiones de cuello: Lleva la cabeza hacia el hombro, de forma suave pero continua, .llena de aire los pulmones según avanzas en el movimiento y lo sueltas al acabar. Repite del otro lado.Notarás como se estira y fortalece la musculatura del cuello. Es frecuente oír como se ajustan las vértebras en este movimiento, señal inequívoca de que se está produciendo el resultado deseado.

Dolores de hombros:

Si sientes un dolor difuso que te impide mover uno o ambos brazos de arriba abajo puedes estar ante una una inflamación de tendón o tendinitis de hombro.Nada mas bajar de la moto trata de coger a mano algo frío, da igual una botella helada o en casa una bolsa de guisantes congelada, colócatelo de inmediato en la zona afectada; eso bajará la inflamación. Tras las primeras horas de frío, si te mejora, aplica calor y visita a tu médico para que lo evalúe.

Si existe inflamación severa, hay que mejorar la lesión por medios físicos. Con un programa de rehabilitación y fortalecimiento muscular puedes llegar a una recuperación total.

Haz estos ejercicios de empuje al bajar de la moto: Con la mano izquierda empuja balanceando suavemente el codo como en la imagen para fortalecer el hombro. Repite con el otro brazo. También con las dos manos atrás, estira suavemente y repite varias veces.

Pinchazo de espalda

Si el dolor que tenemos es como un pinchazo a la altura de la espalda alta, en los omoplatos, estamos ante una contractura en los trapecios. Si el dolor acaba de aparecer, aplicar frío las primeras horas, pero luego calor. Hay que hacerlo así y no al revés. Si existe inflamación y no baja el dolor, acudir a un buen terapeuta para tratar ese músculo. Hay que tener en cuenta lo siguiente:

1. Conseguir un casco que pese poco y sea buen protector, que ofrezca poca resistencia al viento y no tenga entradas excesivas de aire.
2. Si se tiene pantalla en la moto y las turbulencias son constantes, hay que adaptarla a la altura conveniente.
3. Evitar estar mucho tiempo en la misma postura sobre la moto. Conviene girar la cabeza de vez en cuando y descansar los hombros.
4. Si se tiene contracturas habitualmente, realizar ejercicio físico. Una contractura mal curada puede dar origen a fibrosis musculares difíciles de curar.
5. El estrés es un gran problema añadido, ya que produce desechos metabólicos en nuestros músculos que entorpecen su movimiento.
6. Llevar colgando una mochila agrava el problema e incluso puede llegar a ser la causa del problema.
7. Las duchas de agua caliente y los baños calientes alivian los síntomas de inmediato.
8. Si ya se tiene el problema, el médico puede aconsejarte miorrelajantes musculares, tratamiento físico y rehabilitador.
9. La combinación de zinc y magnesio con vitamina B6, aumenta la formación de ATP, que es el combustible de nuestro músculo. Existen diversos suplementos de minerales que se pueden usar.
10. Llevar un pañuelo o braga al cuello es una gran opción contra las contracturas de espalda.

Adormecimiento de toda la mano

Esta lesión es producida por la continua presión contra el manillar y la forma de agarrar las manetas. El golpeteo continuo contra el manillar también puede hacer sufrir más de la cuenta a nuestros elevadores de los dedos y forzamos una tendinitis o inflamación de tendones e incluso cuando estamos pendientes del freno y mantenemos la tensión de los dedos sobre el freno.

Lo primero en el período de inflamación es aplicar frío, que disminuye la hinchazón, calmar el dolor con un antiinflamatorio externo estilo crema o gel. Sujetar la muñeca con una venda o, mejor aún, con una muñequera, y notaremos un alivio inmediato. Es conveniente reducir el espasmo muscular con masaje y favorecer la recuperación con ejercicios rehabilitadores. También se puede hacer en casa ejercicios con una pelota de goma o mover la muñeca a modo de rotación.

Dolor lumbar

Que al pararse a repostar o descansar cueste salir de la moto es habitual en el 99% de moteros que padecen lumbalgia al menos una vez en su vida. Al llegar a casa podemos aplicar alguna crema antiinflamatoria para reducir el edema y mitigar el dolor, descansar tumbado y presionar fuertemente con los pulgares en la zona baja de la espalda, esa presión alivia enormemente. Para prevenir la lumbalgia es preciso mejorar la postura de conducción adaptando la moto a nuestra ergonomía, nunca al revés. Los periodos de descanso en moto son obligatorios para problemas de este tipo.

Para relajar los lumbares estirar suavemente la mano izquierda y la mano derecha en el asiento trasero, repetir al revés y hacerlo varias veces, así como para desarrollar y fortalecer la zona.

Adormecimiento de una pierna

Si se nota que el dolor lumbar, del que hablamos antes, baja por la pierna izquierda o derecha, ya sea por la parte de atrás o por la de delante y aparece un dolor que no nos deja mover y un adormecimiento de ésta, pues estamos ante una ciática. Es un dolor difuso, pero constante, que va a molestar más cuando ya se está parado o de pie.

Si se han hecho muchos kilómetros, la postura ha sido rígida y se ha tenido que luchar contra el viento, la espalda baja se resiente. Lo que se debe de hacer es:

1. Acudir al médico y seguir sus indicaciones
2. Dependiendo del grado de dolor e impotencia que se sufra, descansar
3. Si el dolor impide hacer vida normal, seguramente hay que recurrir a los analgésicos, miorelajantes y antiinfamatorios.
4. La utilización de polivitamínicos con complejo B ó B12 pueden ser muy positivos en la recuperación de un nervio ciático. Preguntar a un buen profesional de la nutrición.
5. Para prevenir estas molestias hacer este ejercicio: Con las manos y tumbado recoger las piernas hacia atrás, tirar suavemente levantando ligeramente la cabeza; repetir varias veces.

Cansancio general por presión del viento

Después de recorrer muchos kilómetros aparece el agotamiento, es algo que todos sabemos y a lo que debe dársele la importancia que merece.

Los síntomas son: bajada de tensión, cansancio extremo, falta de apetito e incluso algo de fiebre. Estamos ante un síndrome de agotamiento por estrés.

Es preciso hidratarse bien, así es que tras una larga jornada de kilómetros y estrés en moto: zumos para reponer minerales y líquidos, en general, consumir más agua y más fruta.



Don Javier Badillos
Jefe Rehabilitación y Fisioterapia
Clínica Nafarroa y Clínica Indautxu
Cerrar