Muerte súbita
  MUERTE SÚBITA
La repentina muerte del griego Filipides al término de su legendaria carrera desde Maratón a Atenas, tras llevar la noticia de la victoria de los griegos sobre los persas, en el año 490 a.C. puede considerarse el primer caso famoso de la llamada muerte súbita del deportista.

Hoy se conocen múltiples causas que pueden conducir a este desastre, desde impactos directos en el pecho, como los producidos en béisbol con una pelota, hasta problemas cardiacos previos, que puedan haber pasado inadvertidos como en el fútbol o el ciclismo.

Se considera muerte súbita a la que sucede de manera no traumática e inesperada, en general por causas cardiovasculares. El principal grupo de riesgo son los hombres mayores de 30 años con antecedentes familiares de enfermedades coronarias, o con alguno de los factores de riesgo mayores: hipertensión arterial, tabaquismo, hipercolesterolemia y sedentarismo.

Otra característica de la muerte súbita es la infrecuencia en mujeres, la relación es de 10 a 1respecto a los hombres. No hay una explicación clara al respecto, si bien el ejercicio intenso genera un impacto importante en la actividad cardíaca y esto en personas predispuestas puede desencadenar arritmia o muerte súbita, los especialistas coinciden que la actividad física ayuda a prevenir las patologías cardiovasculares.

Uno de los sectores que más se esta viendo afectado por esta patología es el del deporte, siendo ciclismo y fútbol los más golpeados. Quién no recuerda los casos del camerunés Foe, desplomándose en una Copa Confederaciones, o el caso del húngaro Miklos Feher en un partido con el Benfica. En España, por desgracia también se han producido casos de muerte súbita, siendo los de mayor repercusión el del sevillista Puerta y el del jugador del Espanyol Jarque recientemente. Se calcula que entre 15 y 20 deportistas fallecen en España cada año por muerte súbita relacionada mayoritariamente con problemas cardiovasculares.

Entonces, ¿se puede prevenir y evitar la Muerte Súbita? La respuesta es SI. Actualmente la Federación Española de Medicina del Deporte está diseñando un Registro Nacional de Muerte Accidental y Súbita en el deportista que será de gran valor para conocer la incidencia y causas reales de este proceso dentro del deporte. Asimismo, ha elaborado un documento de consenso que recoge que la muerte súbita se puede prevenir en un alto porcentaje de los casos con tres sencillas pruebas: un interrogatorio sobre los antecedentes médicos, un reconocimiento médico y un electrocardiograma en reposo.

Este protocolo es fundamental realizarlo a deportistas de cualquier nivel, especialmente amateur, haciendo mayor énfasis en los niños. Uno de estos reconocimientos es el que ha podido evitar que el desenlace de futbolistas como De La Red o Sergio Sánchez sea fatal. Aunque su regreso al deporte como futbolistas es más bien dudoso porque su diagnóstico no es del todo claro.

Don Javier Badillos
Jefe Rehabilitación y Fisioterapia
Clínica Nafarroa y Clínica Indautxu
Cerrar