Lesiones de ski
  LESIONES DE SKI
El ski de descenso (ski alpino), el ski de fondo y el snowboard se han convertido en los últimos años en deportes muy populares. El número de esquiadores aumenta cada invierno y los equipos son cada vez más sofisticados, lo que permite a los esquiadores alcanzar velocidades altas en pistas muy concurridas.

Las lesiones en la práctica del Ski son, en general, consecuencias de caídas y de colisiones.

Las caídas suelen ser de dos tipos: rotacionales, que afectan a las extremidades inferiores a nivel de la rodilla y del tobillo, y las no rotacionales, que suelen tener un componente de caída hacia delante por lo que se originan fracturas a nivel del extremo superior de la bota o roturas a nivel del tendón de Aquiles.

Las colisiones se producen por una amplia variedad de mecanismos que pueden lesionar cualquier parte del organismo. Son la causa de la mayoría de lesiones de cabeza y columna. La colisión contra árboles y piedras es la causa más frecuente de impacto fatal. Para que el impacto cause la muerte, generalmente se debe superar una velocidad de 6,7 m/seg.

El aumento constante de muchas lesiones graves, como los traumatismos de columna, cráneo, abdomen y tórax es de suma importancia y sugieren que la cinética de las lesiones de ski sea similar a la de las lesiones por accidente de tráfico.

El desarrollo tecnológico del equipo de ski ha modificado el tipo de lesiones del esquiador. Las lesiones en las extremidades han pasado del tobillo a la pierna, primero a las fracturas espiroideas de la parte distal de la pierna, y después, a las fracturas de la pierna a nivel de la parte alta de la bota, aunque últimamente también nos encontramos con la rotura interna de la articulación de la rodilla.

El estado de la pista es otro factor condicionante del tipo y localización de la lesión. La nieve pesada y floja facilita que el esquí se atasque en la nieve, por lo que aumenta el riesgo de lesiones en extremidades inferiores, rodillas y tobillos. La nieve dura con placas de hielo facilita que el esquiador pierda el control sobre sus tablas cayéndose y aumentando la incidencia de lesiones de extremidades superiores.

Las lesiones que con más frecuencia se dan en el ski alpino(descenso), que también incluye la modalidad de snowboard, son las que afectan al hombro, el pulgar y la rodilla. Las lesiones que se producen por la práctica del ski de fondo afectan con más frecuencia a la extremidad superior (50% de las lesiones), la extremidad inferior (40% de las lesiones) y la cabeza, cara y tronco un 10%.

Don Javier Badillos
Jefe Rehabilitación y Fisioterapia
Clínica Nafarroa y Clínica Indautxu
Cerrar